viernes, febrero 17, 2006

martes, febrero 14, 2006

Un señalador de fragmentos de ciudad estancados, detenidos, suspendidos, atascados, atorados. “Dejados allí” deshabitados, por motivos a veces desconocidos, fortuitos o tendenciosos. Herencias conflictivas, incendios ocasionales u ocasionados, inundaciones estivales, disputas judiciales, mera desidia u otras pequeñas catástrofes humanas o naturales. Para estos enclaves Rallyconurbano propone usos audaces, hilarantes, impropios, descabellados, inesperados, insensatos, imprudentes para poner nuevamente en movimiento esa porción de territorio.

Un paño irrumpe en el sitio, acercando información del sitio hacia otos sitios. Tiene la apariencia de una bandera, aunque es un gráfico detallado de ciertas condiciones de ese lugar en ese momento. Puede entenderse como un signo de una presencia: la ilusión de que alguien habite ese lugar vacante, la ilusión de que alguien esté allí presente , o la ilusión de que haya estado. Sin embargo, cada banda o franja deriva de una combinación específica de datos que al ser filtrados por una ecuación matemática son devueltos como códigos de color de cierto ancho en una cierta disposición.

Los enclaves se irán subiendo a http://www.conurbanners.blogspot.com/, conformando así un singular inventario de lugares (im)posibles de ser habitados.